Archivo de la categoría: Periodismo

Mi amigo Fidel, un nuevo libro con vivencias de 70 años (1945-2015)


Este libro resume las memorias del autor, de su padre y de sus compañeros en la guerra contra la dictadura de Batista en Cuba desde 1945, bajo el mando del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

También incluye las vivencias personales del autor desde el 2 de enero de 1959 hasta el 25 de noviembre de 2015, relativas a sus contactos con Fidel Castro, con su familia, escoltas, médicos y otros colaboradores directos.

Lo más interesante del libro es la forma en que describe, de primera mano, la manera en que Fidel Castro dirigía a todo el movimiento insurreccional dentro de Cuba, desde sus primeros años de estudiante en la Universidad de La Habana en 1945 y luego en las etapas de 1948 a 1952.

El padre del autor, Robert A. Paneque, inició sus contacto con Fidel en 1945 en la Universidad de La Habana y luego en Bayamo, la Ciudad Monumento Nacional de Cuba, -a instancias de Fidel-, comenzó a estructurar un movimiento insurreccional de guerra clandestina, que primero involucró a estudiantes de la Escuela de Comercio de Bayamo y luego se fue ampliando a trabajadores, colectivos cívicos, mujeres y a la población en general.

Todo este sistema era dirigido personalmente por Fidel, quien tenía desde muy joven un espíritu de conspirador nato, por lo que exigía una compartimentación extrema entre los diferentes combatientes clandestinos y luego entre las células de acción, propaganda, sabotaje y combate.

El libro narra en voz de todos esos jóvenes combatientes de 13, 14 y 16 años sus propias experiencias y describen el por qué se convirtieron en seguidores de Fidel Castro Ruz a riesgo de sus propias vidas.

Lo que se conoció en Cuba como la Generación del Centenario, fue una pléyade de niños, jóvenes, hombres, mujeres, ancianos, empresarios, ganaderos, agricultores, ejecutivos y ciudadanos en general, que fueron capaces de secundar todas aquellas acciones combativas con un valor que en cientos de ellos alcanzaron niveles épicos.

Muchos soportaron las torturas más horrendas, como fue el caso de Abel Santamaría, a quien los esbirros de Batista le sacaron los ojos y no fue capaz de delatar a Fidel.

A otros le arrancaron las uñas y tampoco claudicaron. Osvaldo Herrera, con 25 años, prefirió ahorcarse en la celda en el cuartel de Bayamo tras haber sido torturado cruelmente por los sicarios de la dictadura, para evitar le pudiesen sacar alguna confesión.

En el caso de Robert A. Paneque, lo mismo: fue torturado hasta casi dejarle sin vida y no dijo una palabra.

Todo esto es lo que refleja el libro Mi amigo Fidel, un testimonio directo de por qué Fidel Castro triunfó en Cuba en 1959, de por qué se mantuvo al frente de la Revolución Cubana por casi 60 años y de por qué ese movimiento que él inició en 1945 le quedan por lo menos 60 años más de vida.

 

 

 

 

 

 


Jorge Enrique Mendoza Reboredo: Maestro Emérito del Periodismo Cubano


Jorge Enrique Mendoza Reboredo

Maestro Emérito del Periodismo Cubano

Las memorias que uno va a acumulando a lo largo de su vida siempre hacen foco constante en las personas que mayor influencia ejercieron en nuestras vidas.

Jorge Enrique Mendoza Reboredo: Maestro Emérito del Periodismo CubanoEn mi caso concreto, resulta indudable que en mi etapa de estudiante de periodismo durante cinco años (1979-1984) y luego mis cinco primeros años como periodista en el diario Granma (1985-1989), el periodista cubano Jorge Enrique Mendoza Reboredo Maestro Emérito del Periodismo Cubano, ocupa un lugar muy especial.

Tubal Páez Hernández, subdirector del periódico Granma, junto a Fidel.

Tubal Páez Hernández, subdirector del periódico Granma, junto a Fidel.

Antes de continuar al próximo párrafo, quiero dejar sentado que junto a Mendoza, influyeron mucho en mi y de manera definitiva en Granma, Marta Rojas, Tubal Páez, José Antonio de la Osa, Héctor Rodríguez Pardo, Roberto Mendoza Reboredo, Antonio Paneque Brizuelas y otros que luego mencionaré.

Mendoza, como todos les conocíamos, nació en la ciudad de Camagüey, Cuba, el 2 de noviembre de 1930. Se graduó de Derecho y Periodismo y de Doctor en Pedagogía y fue el responsable de las escuelas creadas en el Primer Frente del Ejército Rebelde, de la Sierra Maestra, durante la Guerra de Liberación (1956-1958) que encabezó el Comandante en Jefe Fidel Castro.

En la Multimedia “Inolvidables Maestros del siglo XX en Cuba”, elaborada por la Asociación de Pedagogos de Cuba en 2005 y consultada el 17 de septiembre de 2010, se le califica como “soldado, periodista, historiador y propagandista incansable de la Revolución Cubana”.

Jorge Enrique Mendoza, sostiene el micrófono de Radio Rebelde,  junto a Fidel en Palma Soriano transmitiendo para toda Cuba.

Jorge Enrique Mendoza, sostiene el micrófono de Radio Rebelde, junto a Fidel en Palma Soriano transmitiendo para toda Cuba.

La vocación pedagógica de Jorge Enrique Mendoza Reboredo hace que se habilite como Maestro de Instrucción Pública laborando como maestro de Historia y Geografía primero, después como profesor de esas mismas disciplinas del Bachillerato.

En su ciudad natal, Mendoza luchó por la creación de la Universidad de Camagüey y allí brindó importantes aportes a la Metodología de la Enseñanza de la Historia y de las Ciencias Sociales, tanto en la etapa prerrevolucionaria como después del triunfo de la Revolución Cubana, el 1 de enero de 1959.

El Capitán Jorge Enrique Mendoza inculcó el espíritu investigativo en sus alumnos, abogó porque en la enseñanza de la historia se partiera de la historia local.

En este ilustre educador camagüeyano siempre se apreció la unidad de la palabra y la acción, de lo cognitivo y lo afectivo por lo que constituyó un paradigma para todos los que recibieron su influencia.

A partir del triunfo de la Revolución asumió innumerables responsabilidades entre las que se encuentran:

  • Director Nacional de Becas del Ministerio de Educación
  • Profesor Adjunto de Historia de la Prensa Cubana de la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Habana
  • Director del periódico Granma
  • Profesor de Historia de Cuba en la escuela municipal del PCC como unidad docente de Instituto de Historia de Cuba.
  • Muerte: Fallece en Camagüey, el 25 de febrero de 1994.

CONDECORACIONES RECIBIDAS

Mendoza recibió numerosos diplomas, sellos y distinciones otorgadas por diferentes instituciones y organismos nacionales y extranjeros dentro de los que se destacan:

  • Medalla Conmemorativa ¨ XX Aniversario de FAR¨.
  • Medalla Conmemorativa ¨30 Aniversario de FAR¨.
  • Distinción “Félix Elmuza”.
  • Distinción “Raúl Gómez García”.
  • Réplica del machete del Generalísimo Máximo Gómez.
  • Reconocimiento “Ismaelillo” de la UJC Nacional.
  • Reconocimiento al Mérito del Instituto Superior de Ciencias Médicas de Villa Clara.

JORGE ENRIQUE MENDOZA EN NUESTROS CORAZONES

María Delys Cruz Palenzuela, en el el periódico Adelante, escribía de Mendoza que “no es la primera vez, y creo que no será la última, que dedicamos un espacio para recordar al querido y destacado intelectual camagüeyano Jorge Enrique Mendoza Reboredo, nacido el dos de noviembre de 1925.

Una severa afección cardíaca lo arrebató de la vida el 25 de febrero de 1994, justamente al día siguiente de haber comparecido ante las cámaras de la Televisión Cubana, para junto a Fidel Castro, y un grupo de fundadores de Radio Rebelde, celebrar el 35 aniversario de aquella emisora de la que fuera locutor desde la Sierra Maestra en plena guerra de liberación.

Desde aquellos años finales de la década del 50 del siglo pasado, Mendoza se convirtió en uno de los hombres más fieles a Fidel; cada día su voz inundaba la intimidad clandestina de cientos de hogares cubanos llevando el mensaje verídico y alentador de la marcha de la guerra a través de Radio Rebelde.

Después asumió con total responsabilidad en su natal Camagüey el programa de implantación de la Ley de Reforma Agraria, frenado por la vil traición que organizaba el jefe de la plaza militar en la provincia, acción que pudo desarticular por su singular percepción de aquel bochornoso acontecimiento.

Jorge Enrique Mendoza y Fidel Castro mantuvieron durante decenios un contacto casi diario.

Fidel con Jorge Enrique Mendoza, director del diario Granma. 1981

Esa fidelidad la mantuvo en las largas noches al frente del periódico Granma, y desde las incontables horas dedicadas a rescatar el legado de los héroes al frente del Instituto de Historia de Cuba.

Podría decir mucho más, como lo he hecho en otras ocasiones, y referirme al inigualable y gentil caballero de delgadez y delicadeza quijostesca, del atento y preocupado jefe y compañero, del conversador con que el a todos nos gustó invertir horas de aprendizaje; del hijo, del padre, del tío, del familiar, del amigo y del compañero que nunca se ausentó, y que tendrá siempre un lugar en decenas, en cientos, en miles de corazones.

En innumerables oportunidades, en las que por asuntos de trabajo he contactado con integrantes de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, casi de manera espontánea ha fluido el diálogo en torno a Mendoza, para finalmente coincidir todos en que fue este un hombre que mucho aportó con su ejemplo.

El concepto de familia, de los valores sociales, formaron parte de las raíces de este hombre, que nunca dejó de sentirse profundamente camagüeyano, y no fueron pocas las oportunidades en las que nos aconsejara, como hizo en el acto por el aniversario 150 del natalicio de nuestro héroe epónimo: “… cuando cualquier pesar, cuando cualquier molestia, cuando cualquier tristeza golpee nuestro corazón, pensemos en Ignacio Agramonte…”

UN HOMBRE CON FIDELIDAD A TODA PRUEBA

Si hay algo que distinguía a Jorge Enrique Mendoza Reboredo era su fidelidad a toda prueba, tanto a Fidel Castro Ruz como a la Revolución Cubana y a todos cuantos colaboraban con él.

El periodista Pedro Antonio García definió a Mendoza como un hombre con “fidelidad a toda prueba” Mendoza, un portador del mensaje de la revolución cubana.

Cuando se hable de Jorge Enrique Mendoza, no puede únicamente ubicársele como director del diario Granma, función que desempeñó durante veinte años. Capitán del Ejército Rebelde, asumió diversas responsabilidades que le asignó la Revolución, tanto en la guerra como en la paz.

En septiembre de 1959, Fidel y la dirección de la Revolución le encomendaron la difícil misión de asumir como delegado del Instituto Nacional de la Reforma Agraria (INRA) en su natal Camagüey.

El Comandante Huber Matos una vez detenido junto a sus tropas en Camagüey.

El Comandante Huber Matos una vez detenido junto a sus tropas en Camagüey.

Allí se vivía una tensa situación creada por Huber Matos, jefe militar del territorio, quien saboteaba la aplicación de esa Ley revolucionaria y se apoyaba en incondicionales que él mismo había ubicado en puestos claves del gobierno provincial.

En una visita hecha por el comandante Camilo Cienfuegos a Camagüey, pudo constatar que la obra de la Revolución en esa provincia se hallaba evidentemente frenada por Huber Matos y sus incondicionales. Todo esto se lo informó Camilo a Fidel.

Aun más, en la gigante concentración que le aplaudió en Ciego de Ávila, gente de pueblo se le acercó antes de su discurso para alertarle de ciertas calumnias echadas a rodar sobre su persona y el Che por esos elementos que ya planeaban traicionar a la Revolución.

Por ello, Camilo afirmaría: “A los que piensan que el Che y yo decíamos que este no era un pueblo revolucionario, desde esta tribuna y frente a estos miles de hombre y mujeres de pueblo decirles que en Camagüey, en Ciego de Ávila, hay conciencia revolucionaria y hay un pueblo que apoya al Gobierno y apoya a la Revolución”.

Después de la partida de Camilo, las fuerzas leales a la Revolución no se durmieron en los laureles. Mendoza alertaba telefónicamente a Fidel de cuanto detalle ocurría y podía sobrevenir por la actuación de los traidores.

Entretanto, la sedición contrarrevolucionaria estaba en marcha. Huber y sus incondicionales pretendían la división entre los revolucionarios al exigir que Fidel diera una definición ideológica de la Revolución, en momentos en que prevalecían muchos perjuicios anticomunistas en el pueblo.

El traidor no asistió a un acto de masas, programado el 20 de octubre de 1959,para las ocho de la noche en la hoy Plaza de los Trabajadores. Ante las vacilaciones de los primeros oradores, Mendoza apoyó resueltamente en su discurso al Gobierno Revolucionario.

Del acto, Jorge Enrique se trasladó a la Jefatura Provincial de la Policía y junto con otros compañeros de esa institución que también apoyaban a Fidel, estableció allí una base revolucionaria desde donde contrarrestar la traición.

Se comunicó telefónicamente con el entonces Primer Ministro y le informó de la lealtad a la Revolución del capitán Arnaldo Pernas, jefe de las tropas tácticas del Ejército Rebelde.

Por orientaciones de Fidel, Pernas tomó militarmente el aeropuerto y Mendoza se dirigió a Radio Legendario, situada en la calle República, desde donde denunció la traición de Huber Matos, cuando todavía este tenía el control de la mayor parte de las tropas, y anunció la llegada de Camilo para arrestar al traidor.

Poco tiempo después, cuando Fidel llegó a Camagüey en otro vuelo desde La Habana, se entrevistó con Mendoza en Radio Legendario y le pidió que informara al pueblo de su presencia allí.

EL LOCUTOR REBELDE

Jorge Enrique Mendoza Reboredo nació en Camagüey el 2 de noviembre de 1931. Fue miembro activo de la Juventud Ortodoxa en su ciudad natal, también resultó un entusiasta militante del Movimiento 26 de Julio.

Participó en las huelgas del 5 de agosto de 1957 y del 9 de abril de 1958, organizadas por el M-26-7. En julio de este último año, se incorporó como locutor a la emisora Radio Rebelde, en la Sierra Maestra. Simultáneamente, ejerció como juez auditor del Ejército Rebelde.

Pocos conocen que Mendoza, junto con el también locutor Eddy Martin, tuvieron a su cargo la presentación y lectura por Radio Rebelde, el 17 de mayo de 1959, de todos los artículos de la Primera Ley de Reforma Agraria en una histórica transmisión realizada desde el pico de la Plata.

Con los grados de capitán, asumió como delegado del INRA en Camagüey. Luego, entre otras responsabilidades que le asignó la Revolución, fue director nacional del Plan de Becas (1965-1967), dirigió el diario Granma entre 1967 y 1987 y el Instituto de Historia de Cuba de 1987 hasta su muerte, el 25 de febrero de 1994.

Cuando al colega Luis Báez le preguntaron una vez qué cualidad de Jorge Enrique Mendoza le impactó más, respondió simplemente: “su fidelidad a toda prueba”.

Báez no solo aludía a la acepción clásica del vocablo, es decir, “la cualidad de ser fiel, la exactitud en la ejecución de alguna cosa”, sino que, en magistral juego de palabras, también se refería a la lealtad de Mendoza hacia Fidel y la Revolución.

COMO EL MÁS DE LOS CAMAGUEYANOS
Jorge Enrique Mendoza, como el más de los camagüeyanos. Así tituló su articulo la periodista María Delys Cruz Palenzuela, del periódico Adelante de Camagüey, quien expresó que

“de estar vivo, Jorge Enrique Mendoza Reboredo cumpliría 80 años”.

Mendoza nació en la ciudad de Camagüey el 2 de noviembre de 1930, y siempre en este su pueblo, y sobre todo los periodistas, tendremos un momento para el obligado recuerdo, hoy, con la entrega del premio de investigaciones históricas que lleva su nombre , convocado con carácter bienal por la Oficina del Historiador de la Ciudad.

A finales de la década del 50 del siglo pasado, Mendoza se convirtió en uno de los hombres más fieles a Fidel; cada día su voz inundaba la intimidad clandestina de cientos de hogares cubanos llevando el mensaje verídico y alentador de la marcha de la guerra a través de Radio Rebelde.

Justamente hoy encontré en la red social facebook, en un trabajo sobre sucesos de octubre de 1959 en Camagüey donde se le califica como “el hombre que denunció la traición a la Revolución”, pues justamente en esa época estaba al frente del programa de aplicación de la Ley de Reforma Agraria en esta provincia, que intentaba frenar la vil traición del jefe de la plaza militar, acción que Mendoza pudo desarticular por su singular percepción de aquel bochornoso acontecimiento.

Esa fidelidad la mantuvo en las largas noches por más de una veintena de años al frente del periódico Granma, y desde las incontables horas dedicadas a rescatar el legado de los héroes al frente del Instituto de Historia de Cuba…

No será la primera ni la última vez que me refiera al inigualable y gentil caballero de delgadez y delicadeza quijotesca, del atento y preocupado jefe y compañero, del conversador con quien a periodistas de mi generación nos gustó invertir horas de aprendizaje; del hijo, del padre, del tío, del familiar, del amigo y del compañero que nunca se ausentó, y que tendrá siempre un lugar en decenas, en cientos, en miles corazones.

Los que lo conocieron y compartieron con él días de combate y de trabajo , antes y después del triunfo de la Revolución, coinciden en que fue éste un hombre que mucho aportó con su ejemplo.

El concepto de familia, los valores sociales, forman parte de sus raíces; nunca dejó de sentirse como el más de los camagüeyanos, y no fueron pocas las oportunidades en las que nos aconsejara, como hizo en el acto por el aniversario 150 del natalicio de nuestro héroe epónimo: “… cuando cualquier pesar, cuando cualquier molestia, cuando cualquier tristeza golpee nuestro corazón, pensemos en Ignacio Agramonte…”

Mendoza falleció el 25 de febrero de 1994, vida arrebatada por una severa afección cardíaca, justamente al día siguiente de haber comparecido ante las cámaras de la televisión Cubana, para junto a nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro, y un grupo de fundadores de Radio Rebelde, celebrar entonces un aniversario de aquella emisora de la que fuera locutor desde la Sierra Maestra en plena guerra de liberación.

FUENTES CONSULTADAS Y CITADAS TEXTUALMENTE

Multimedia “Inolvidables Maestros del siglo XX en Cuba”, Asociación de Pedagogos de Cuba, 2005. Consultada el 17 de septiembre de 2010. Categoría: Pedagogo

http://www.ecured.cu/index.php/Jorge_Enrique_Mendoza_Reboredo

Jorge Enrique Mendoza, como el más de los camagüeyanos
María Delys Cruz Palenzuela | Fotos : Archivo de la OHCC. Periódico Adelante, Camagüey.

Oficina del Historiador de la ciudad de Camagüey. 2007 – 2014.

Centro Histórico de Camagüey, Patrimonio Cultural de la Humanidad
Category: Investigaciones / Personalidades.Todos los derechos reservados ©

http://www.ohcamaguey.cu/index.php/en/inv/personalities/103-jorge-enrique-mendoza-en-nuestros-corazones.html

EXCLUSIVO, 25/02/09

http://old.cubahora.cu/index.php?tpl=buscar/ver-not_buscar.tpl.html&newsid_obj_id=1030298

Efemérides TV Camagüey
Martes, 02 de Noviembre de 2010 20:52

http://www.tvcamaguey.icrt.cu/index.php?option=com_content&view=article&id=4893%3Ajorge-enrique-mendoza-como-el-mas-de-los-camagueeyanos&catid=86%3Aefemerides&Itemid=209  

 

 


Cuba Travel Today

Servicio de Información Turística

Cuba Travel Corporation

Servicios de envíos de dinero, viajes y llamadas a Cuba

Juliosotoangurel's Blog

Just another WordPress.com weblog

Cuba Consulting Corporation

Como invertir en Cuba | How to invest in Cuba today

Café Taberna Alabanda Bar-Restaurante

COMIDA CASERA - HECHA CON CARIÑO

Destellos del Guaso

Blog para compartir historias y acontecimientos de Guantánamo, Cuba y el mundo

Travel Trade Caribbean

Noticias de Turismo en el Caribe

Programador php freelance's Blog

Just another WordPress.com weblog

Abel Alazo

Art Director - Producer

Javier Trejo

Para mis amigos, mi comunidad y los amantes de la literatura

Roger 4 Pro Rel

In no way can sport be considered a luxury object. Pierre de Coubertin

Jetpack: WordPress Security, Performance, and Growth

The ultimate WordPress plugin for security, backups, malware scan, anti-spam, CDN, site search, CRM, Stripe, Facebook, & Instagram

paquitoeldecuba.wordpress.com/

Just another WordPress.com weblog

De donde crece la Palma

Un hogar para los que aman cuba

Negra cubana tenía que ser

Feminismo antirracista decolonial abolicionista

Visión desde Cuba

La verdad como premisa, aunque duela

Blog de cómic

Un Periodista Cubano con Criterio Propio

A %d blogueros les gusta esto: